El primer teléfono de Google no fue el Nexus S

7 minutos de lectura, 1483 palabras Publicado el 31-05-2011

No es una novedad para muchos de mis conocidos que me encantan los gadgets y muchos me podrán tachar de “fan” de todos los productos y servicios de Google, y no ha sido muy diferente con las últimas aplicaciones y tecnologías del megabuscador. Una de esas cosas que me encantan son los teléfonos y tablets y, más especialmente, Android.

Me gusta Android porque es un sistema operativo móvil -es decir, no sólo para teléfonos, sino también para tablets- totalmente versátil y útil. Algunas veces lo llego a comparar con Windows en el sentido de que es muy fácil pasar de una versión de Android a otra, sólo falta entender un poco el inglés y ponerse a buscar en los foros de XDA Developers para encontrar soluciones.

Me animé a escribir esta nota por un tweet que recibí de mi colega Sander Martínez, conocido en Twitter como Therius24, quien me comentaba que había escuchado de una compañía de telefonía, Movistar, que promovían al Nexus S como el primer teléfono de Google, cosa que es una total falsedad.

Google lanzó Android luego de comprar una empresa que producía la base de este sistema operativo -Google siempre compra buenas cosas- y lo puso a mejorar a tal punto que ahora es un monstruo. Por aquellos entonces ya existía el iPhone con sus cualidades inigualables por otro móvil, pero Google supo sopesar a iPhone lanzando un sistema operativo para móviles que crecería con el tiempo, porque tenía ideas claras que Vic Gundotra, Senior Vicepresidente de Google, comentó en el evento de Google, llamado “Google I/O” en el 2010. Vean este vídeo donde Vic habla de su primer día en Google y, específicamente, en Android (minuto 1:03) y allí comenta dos puntos que Andy Rubin le indicó de porqué Google estaba interesado en crear un sistema operativo móvil.

En Inglés: > And he [Andy Rubin] argued that if Google did not act, we faced a Draconian future, a future where one man, one company, one device, one carrier would be our only choice. That’s a future we don’t want.

En Español: > Y el [Andy Rubin] indicó que si Google no actuaba, enfrentaríamos un futuro draconiano, un futuro donde un hombre (Steve Jobs, de Apple), una compañía (Apple), un dispositivo (el iPhone), una operadora serían nuestra única opción. Ese es un futuro que no queremos.

Por mi posición bajo el buque insignia Marlex Systems, me ha tocado seguir muy de cerca todo lo que tiene que ver con iPhone y Android. Recuerdo que uno de los primeros móviles que mayor auge tuvo en aquellos días que se comenzaba a hablar de Android fue el HTC G1. Para quienes no conozcan a HTC, apúntenlo, que es un nombre que está dando que hablar. Se trata de una compañía taiwanesa que, a mi gusto, crea los mejores hardwares para teléfonos móviles inteligentes. Comenzó con Windows Mobile, donde creó una especie de “escritorio de Windows” llamada *HTC Sense* -o Vanila, por su nombre en clave-. Sense llegó a ser muy popular más que nada por la utilidad -habían accesos directos realmente útiles en el- y su belleza, con algunos elementos delicadamente diseñados, como los efectos del clima.

Google contactó a HTC en aquellos días para lanzar un primer teléfono con una versión muy verde de Android -un “beta” como siempre gusta Google de llamar a sus inventos- y el resultado fue el HTC G1. Muchos medios en internet lo llamaron “the Google Phone” o el teléfono de Google, a lo que Google tuvo que salir al paso diciendo que no se trataba de un teléfono de ellos, sino que sólo el sistema operativo formaba parte de Google, mientras que el resto era de HTC.

Esto hizo que muchos medios pusieran el ojo en el naciente SO Android y esperaran un teléfono manufacturado por Google. Al menos esa era la idea. Entre septiembre y diciembre de 2009, muchos medios comenzaron a hablar de una noticia que Google estaría pronto a lanzar su propio teléfono con Android, que incluiría características realmente avanzadas para lo que se podía esperar en aquel entonces. HTC ya había lanzado algunos teléfonos -no muy buenos en hardware- por aquellos entonces y el 12 de Diciembre de 2009, Google comentaba de manera oficial que estaba probando un teléfono, el primer teléfono de Google hecho desde el borrador por la mismísima compañía y manufacturado por HTC, pero con el control de calidad de Google. Como los medios no conocían su nombre, simplemente le llamaron el “GPhone” haciendo referencia al iPhone de la competencia, pero en Google.

Tal fue el revuelo, que Google lanzó oficialmente a la venta su primer teléfono, el Google Nexus One, el 5 de Enero de 2010 mediante la compañía estadounidense T-Mobile. Fue tan así, incluso, que se vendieron una buena cantidad de teléfonos, pero no logró opacar las ventas de iPhone -es que la gente compra cada tontera!- aún cuando las características de hardware entre el iPhone y el teléfono de Google, el Nexus One, eran de enorme diferencia. El Nexus One era el primer teléfono con contar con procesador de 1 Ghz y estaba hecho para desarrolladores -como una idea de fomentar las ventas y la producción de aplicaciones para Android- además de tener un diseño bien cuidado de un sólo cuerpo -unibody-.

El cuidado que tuvo Google fue tal que entregó una url desde su propia web principal -en aquellos entonces google.com/phone (ahora muestra una web con teléfonos con Android)- para acceder a ver el teléfono. Incluso habían vídeos de los controles de calidad que Google y HTC realizaban, como hacer rebotar el teléfono contra el suelo para ver si resistía. Lamentablemente, el recomendar la venta a desarrolladores limitó la cantidad de equipos vendidos, lo que hizo que no hubieran muchos beneficios y por consiguiente, no mejoraran las ventas.

Sumado a eso está que como el productor era HTC, este no contaba con los permisos para distribuir su teléfono en no más que unos 9 países del globo, lo que limitaba aún más la venta. El Nexus One fue una realidad en determinados países donde HTC podría venderlos gracias a un acuerdo con Microsoft que ahora permite que este último gane aproximadamente 5 dólares por teléfono HTC con Android que se vendiera.

Aún así, las ventas de Android hicieron subir los beneficios de HTC -aún en su limitado mercado- a números realmente asombrosos, a tal punto de cortar la producción de Windows Mobile y mantenerse sólo en Android. No fue el único: Motorola, una empresa destinada a morir por aquellos días, hizo su movida más exigente, pasándose a Android y creando el Motorola Droid, un teléfono que hizo resurgir a la compañía de entre las cenizas, con una agresiva campaña contra el iPhone llamada “Droid Does”.

Pero también llegaron otras empresas, entre ellas la conocida Samsung. Comenzó a manufacturar teléfonos “powered by Google” que utilizaban Android y su mejor apuesta fue el Samsung Galaxy S, que se vendió como el pan caliente porque Samsung ya contaba con suficiente mercado a nivel mundial que logró hacer llegar su móvil hasta donde otros no habrían podido. El éxito del Samsung Galaxy S fue tal que hizo toda una familia de teléfonos Galaxys: unos más grandes, otros más chicos y con diferentes características.

Google entonces puso el ojo en este nuevo actor que entraba a escena y decidió anunciar el 15 de Diciembre de 2010 en el evento Web 2.0 Summit, que estaba haciendo un partnership con Samsung para lanzar el sucesor del Nexus One, el Google Nexus S utilizando algunas características de hardware calcadas del Samsung Galaxy S, pero con un añadido: un chip de comunicaciones NFC que ya se está hablando de ellos pero que no es motivo de esta nota.

Nexus S de Movistar

Es el Nexus S hasta el momento, el segundo teléfono de Google manufacturado por una empresa externa -y es totalmente comprensible que Google manufacture con empresas externas, puesto que Google no se dedica a producir teléfonos, sino software-. Hasta el momento, mientras muchas compañías podrán decir que los teléfonos con Android son “powered by Google”, lo que dicen en realidad es que es el sistema operativo el hecho por Google, pero no el teléfono.

Recapitulando: El primer teléfono de Google o “Google Phone” es el Nexus One. El segundo es el Nexus S. No existen otros teléfonos, tengan Android o no, que Google haya declarado como suyos. Puedo hablar de primera fuente, porque fui uno de los primeros en manejar un Nexus One en Chile con Android, el primer Google Phone y en la actualidad he seguido tan de cerca el tema de Android que ya manejo una buena cantidad del SO.

Si tienes dudas respecto del tema o necesitas explicaciones en extenso, no tengas miedo en dejar el comentario, que responderé con gusto. Y espero que esta nota esclarezca a mi amigo Sander, con las publicidades de doble sentido de Movistar en Chile.

Comparte esto: